jueves, 17 de diciembre de 2015

Historia de la electricidad (VI): Pequeños avances



En esta entrada hablaré de dos científicos de finales del siglo XVII, que apoyaron las investigaciones en la electricidad.
 

Robert Boyle (1627-1691).

Nacido en Irlanda pero vivió casi toda su vida en Inglaterra, era hijo de un noble inglés. Fue uno de los grandes impulsores de la ciencia de su época como filósofo natural, y aunque comenzó como alquimista al pensar que el oro no era una materia simple sino compuesta, y por tanto experimentó en la búsqueda de la piedra filosofal, pronto cambió sus ideas y pasó a ser un gran impulsor de las bases de la química y de la física, además de dedicar mucho tiempo a la teología cristiana. Esta mezcla de cosas era muy habitual en su época.

Fué uno de los fundadores del "invisible college" (universidad invisible), refiriéndose a que era una universidad sin sede ya que la constituían sus componentes en las reuniones. Esta se convirtió posteriormente en la "Royal Society of London for Improving Natural Knowledge" (Real Sociedad de Londres para el Avance de la Ciencia Natural), cuna de grandes hombres de ciencia como Isaac Newton.

Fijó las bases de la química en su obra "The sceptical chymist" (el químico escéptico), avanzó en la teoría atómica, y al conocer los experimentos de Otto von Guericke, junto a Robert Hooke experimenta con el vacío, crea una bomba de vacío mejorada, y aporta la ley de los gases perfectos, conocida como ley de Boyle.
Bomba de Boyle (Fuente: ancadas.es)
Siendo uno de los grandes científicos del momento, su interés por la electricidad motivó que se acrecentara el interés por la misma, lo que de por sí ya es un gran mérito, pero también demostró que las cargas se movían en el vacío y que la electricidad permanece en los cuerpos cierto tiempo después de haber cesado su aportación por rozamiento.

Francis Hauksbee el viejo (1660–1713).

Los científicos son personas y tienen los mismos defectos que todos. El título del físico más revolucionario está en pugna entre Newton y Einstein, ambos cambiaron el punto de vista de la física sobre muchas cosas, y ambos triunfaron por su explicación de la gravedad y estudiaron la luz. Newton no solo contribuyó con sus teorías gravitatorias, también definió las leyes de la mecánica (estudio del movimiento), avanzó en óptica y estudió la luz entre otros temas, sino que también revolucionó las matemáticas con el cálculo diferencial. Pero tan magno hombre, con tantas alabanzas sobre sus trabajos, acabo pecando de soberbia.  Peleó con grandes científicos y matemáticos por la paternidad de sus ideas, su principal oponente fue Robert Hooke, uno de los mayores científicos del momento, pero que por desgracia no confirmaba sus ideas, por lo que pocos descubrimientos se le atribuyen, su principal pugna fue sobre  la paternidad de la gravitación. Fue uno de los fundadores y el director de experimentos de la Royal Society, de la que Newton fué nombrado director. A la muerte de Hooke, Newton nombró nuevo director de experimentos al también inglés y miembro de la Royal Society, su amigo y gran defensor Hauksbee.

Su principal contribución fue el perfeccionamiento del generador de Guericke, al reemplazar su esfera de azufre por una de vidrio, más sencilla de obtener y mejor receptor de las cargas. Con su idea se podía además percibir visualmente un resplandor azulado entre la mano y el vidrio mientras se rotaba el aparato, primera manifestación visual de las cargas eléctricas, por lo que su demostración en la Royal Society fue espectacular, apagaron todas las velas, empezó a girar su aparato, y el tenue resplandor apareció a la vista de los asistentes, creando una gran animación por el estudio del nuevo fenómeno.

Generador de Hauksbee ilustrado en su libro Physico-mechanical Experiments (fuente: wikipedia)
Luego descubrió que si colocaba unas gotas de mercurio en una esfera de vidrio en la que se hacía el vacío, y posteriormente la cargaba haciéndola girar contra su mano, se generaba un resplandor azulado suficiente como para leer que permanecía un tiempo, esto hoy día se usa en las lámparas de mercurio, que han iluminado las avenidas durante años.

En 1709 publicó sus experimentos en el libro escrito en inglés (y no en latín como era habitual en la época) "Physico-mechanical Experiments on Various Subjects" (Experimentos fisico-mecánicos en distintos asuntos). 

Con esto entramos ya en el siglo XVIII, el siglo de los electricistas, donde los avances se van haciendo cada vez más rápidos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario